Buscar
  • Escrito por: JUAN DIEGO MORILLO Analista de Banca

La Economía Colombiana frente a la Caída del Petróleo


Ante la desafiante coyuntura económica mundial y local de 2015, en SILK Banca de Inversion hemos tratado de resumir las principales causas y perspectivas de este panorama.

Causas del Impacto Negativo

Durante los últimos meses la economía colombiana se ha visto afectada por diversos factores externos que han conducido a revisar a la baja las tasas esperadas de crecimiento e inversión en el país. El principal impacto ha sido producto de la caída en el precio del petróleo en más de un 50%, lo cual reduce significativamente los ingresos de la Nación (vía menor recaudo de impuestos y regalías, disminución de utilidades de Ecopetrol, entre otros) y las exportaciones (cerca de la mitad de las exportaciones totales corresponde a hidrocarburos).

A su vez se verá afectado el nivel de inversión, extranjera y local, destinada al sector energético (los mayores productores de petróleo del país han reducido sus planes de inversión para este año) así como a otros sectores de la economía. Es de recalcarse el hecho de que un 50%-60% de la Inversión Extranjera Directa va destinada al petróleo. Por su parte, el Gobierno ha aplazado 6 billones de su presupuesto, de los cuales 4.8 billones corresponden a inversión que se realizaría mayoritariamente en sectores como infraestructura y agricultura.

A la caída en los precios del petróleo, se suman las disminuciones en los precios de otros bienes básicos como el café, el carbón, el níquel, el acero, el oro, y el cobre (causados en gran medida por la desaceleración económica de China y países de Europa consumidores de estos bienes primarios) así como la incertidumbre en los mercados internacionales, todo lo cual afectará el crecimiento potencial de la economía y ha llevado a que se espere una menor tasa de crecimiento del PIB para 2015.

De un estimado de 4.8% para este año, el Gobierno espera ahora un 4.2%, los analistas un valor entre 3 y 3.6% y el Banco de la República que tenía un promedio de 3.6%, espera ahora una cifra más cercana al 3%.

Factores que Contrarrestan el impacto

Sin embargo, ante el anterior panorama existen diversos factores internos que dependiendo de cuánto logren impulsarse este año, contribuirán a que estas perspectivas de crecimiento e inversión se vean favorecidas por encima de los niveles esperados.

  1. Grandes Inversiones en Construcción e Infraestructura

El fuerte impulso del Gobierno al sector de la construcción (con subsidio a la tasa de interés, programas de vivienda gratuita, viviendas para ahorradores y VIPA) así como las concesiones 4G y demás proyectos de infraestructura (puertos, aeropuertos, transporte regional y urbano, energía eléctrica, comunicaciones), generarán una gran movilización de inversiones (estimada en alrededor de COP 80 billones), que junto con los intensos encadenamientos productivos de estos sectores con el resto de industrias, dará un fuerte impulso a la economía en su conjunto.

  1. Recuperación Industrial

El entorno actual de desaceleración del sector minero-energético y una devaluación de aproximadamente del 30% de la tasa de cambio, abre paso en el 2015 para una recuperación de la industria, gracias al incremento relativo de la competitividad que se espera estimule las exportaciones de este sector. Adicionalmente, se espera que los proyectos de infraestructura dinamicen la demanda interna de bienes industriales y la entrada en operación de la Refinería de Cartagena contribuirá notablemente al PIB del sector.

  1. Fuerte Demanda Interna

Los altos niveles de inversión en los sectores de infraestructura y construcción así como un sector industrial más dinámico se espera fortalezcan el nivel de la demanda interna en el país, lo que contribuye a reducir la vulnerabilidad por los choques externos como la volatilidad en el precio de las materias primas y la incertidumbre en los mercados internacionales. A su vez, con la recuperación industrial se proyecta que la tasa de empleo continúe por debajo del 10%, teniendo en cuenta que, a diferencia del sector petrolero, las manufacturas son intensivas en mano de obra, por lo que se esperaría que el nivel de consumo agregado pueda tener un buen desempeño.

  1. Endeudamiento sano y a bajo costo

A comienzos de año el gobierno emitió deuda en dólares por valor de USD 1.500 millones con vencimiento en junio de 2045 a una tasa de interés del 5%. Esta operación contó con una sobre demanda por más de 3 veces el valor emitido, siendo la más alta en la historia de financiamiento de la Nación, y consiguiendo a su vez la tasa de interés (cupón) más baja alcanzada por el país hasta el momento en todas sus emisiones de largo plazo.

Adicionalmente, el Gobierno ha reiterado que con el déficit esperado actual (2.8% del PIB) no se requerirá un endeudamiento mayor, debido a que este año se hicieron operaciones para reducir las amortizaciones programadas y las necesidades de financiamiento.

Este adecuado manejo macroeconómico, acompañado de las políticas contracíclicas y unas finanzas públicas sanas han logrado mantener la percepción del riesgo país en niveles que permiten que Colombia consolide su calificación de grado de inversión y continúe atrayendo capitales.

Perspectivas Colombia para 2015

En conclusión, a pesar de los impactos negativos, generados principalmente por causas externas, la economía colombiana puede verse favorecida por diversos factores que permitirán contrarrestar el declive esperado. De igual manera, es de destacar que incluso en el escenario menos optimista, Colombia tendrá un crecimiento mucho mejor que el promedio para Latinoamérica, que está en 1.5% y 2.5% para el 2015.


2 vistas

SILK BANCA DE INVERSIÓN Cra. 7 N. 77-07 of. 902

+57 (1) 703 1315

info@silkbancadeinversion.com

Política de Tratamiento de Datos

Bogotá - Colombia