Buscar
  • Mario Alejandro Rojas DIRECTOR DE INVERSIONES Y

Colombia: Una oportunidad para inversión extranjera y fondos de capital


Los Fondos de Capital Privado (FCP), son vehículos de inversión administrados por un gestor profesional de generar rentabilidad para sus inversionistas, han tenido un crecimiento importante en los últimos años en Colombia. Procolombia en el año 2016, por ejemplo, realizó un reporte haciendo énfasis en el incremento de capital comprometido entre 2006 y 2014 en el país (crecimiento anual promedio superior al 80%), y cómo esto está en parte relacionado a la posibilidad de fondos de pensiones locales a invertir en estos vehículos y a las condiciones macroeconómicas favorables. Si bien estos crecimientos son importantes, aún queda mucho espacio de crecimiento para el país (y para la región) y con el nuevo gobierno y las condiciones macroeconómicas esperadas para los próximos años, Colombia se convierte en uno de los destinos más favorables para la inversión en los próximos años.

Se considera que la industria de Fondos de Capital Privado en Colombia nació en el año 2005 cuando, los primeros gestores de FCP llegaron al país, el sector privado empujó y fomentó la creación del marco regulatorio que permitió que los fondos de pensiones invirtieran en FCP y esto desencadenó el inicio de la industria formalmente en Colombia. Esto marcó el inicio de una historia en la cual siguió la entrada de nuevos jugadores en distintos sectores de la economía: bancos de desarrollo y multilaterales como inversionistas, la Superintendencia Financiera como regulador, despachos de abogados y bancas de inversión como asesores y por último, y no menos importante, la Asociación Colombiana de Fondos de Capital Privado (Colcapital) como gremio de la industria de Fondos de Capital Privado. Estos vehículos de inversión, si bien son relativamente nuevos en este país, llevan más de 60 años siendo una tendencia financiera en Estados Unidos donde se les conoce como Private Equity Funds o Venture Capital Funds, estos últimos enfocados en inversiones en empresas en etapas más jóvenes.

En Colombia varios fondos han tenido un desempeño destacado en los últimos años. Brookfield, grupo global estadounidense con más de 250 billones de dólares en activos bajo manejo, cerró hace un par de años una inversión de cerca de 2 billones de dólares por Isagen y AKKR, firma americana con presencia en Londres y San Francisco, adquirió en la empresa de software Siigo recientemente. Sequoia, Andressen Horowitz, Delivery Hero y DST Global, grandes firmas de inversión en empresas de tecnología invirtieron en conjunto más de 300 millones de dólares en Rappi y, por otro lado, a mediados del 2018 la ANI, que tras la entrada de Colombia a la OCDE, manifestó que 13 grupos extranjeros (fondos de pensiones, fondos de capital privado e inversionistas chinos) habían mostrado su interés en participar en proyectos de 4G en el país. Las estadísticas de Colcapital señalan que se pasó de 1 fondo de capital en 1995 a más de 100 en el 2017, denotando un crecimiento compuesto anual superior a 24%.

Si bien esto da señales de interés de inversionistas en activos colombianos, la realidad es que el mercado local aún es algo ilíquido en comparación con otras naciones. Según estadísticas de Colcapital, solo 8 fondos nuevos nacieron en 2016 en comparación con los 32 que nacieron entre 2014 y 2015. A nivel mundial, los países que más inversiones de fondos de Private Equity presentan relativo a su Producto Interno Bruto son Estados Unidos y el Reino Unido, teniendo a Israel e India como competidores. Según Franklin Templeton Investments (2016), el caso de estudio de mercados alternativos, como lo es Colombia, ha mostrado que si bien el PIB de economías emergentes ha crecido a tasas más elevadas que en países desarrollados, en estos últimos la actividad y valoraciones de fondos han sido inferiores a la vista en países desarrollados.

Todo esto denota que estaríamos ante un escenario en el cual la iliquidez del mercado podría ser aprovechada por los inversionistas actuales o por nuevos inversionistas que puedan estar interesados en América Latina. Al hacer un repaso rápido por varios países de la región, se puede ver que Colombia presenta un escenario bastante atractivo para inversionistas internacionales, en especial si se contrasta con los países vecinos. Ecuador, Perú y Bolivia son economías y mercados más pequeños, mientras que Argentina pasa por un momento económico bastante delicado con gran devaluación e incertidumbre y Venezuela sigue en el curso inflacionario de los últimos años. México, tradicionalmente una de las economías más atractivas de la región, cuenta ahora con la incertidumbre generada por la elección del nuevo gobierno de Lopez Obrador que, a priori, podría no ser tan beneficioso para el capital privado.

Fuentes:

Colcapital y Ernst & Young. (2015). Navegando la Economía Colombiana: Evolución y Análisis de la Industria de Fondos de Capital Privado. Bogotá: Ernst & Young.

Colcapital y Ernst & Young. (2017). Fortaleciendo la Economía Colombiana: Evolución y Análisis de la Industria de Fondos de Capital Privado. Bogotá: Ernst & Young.

Franklin Templeton Investments. (October de 2016). Uncovering Untapped Investment Potential in Emerging-Market Private Equity. Obtenido de http://www.franklintempleton.fi/downloadsServlet?docid=ivyorp9n

Procolombia. (2016). The World Invests in Colombia. Private Equity Funds. Bogotá. Obtenido de http://www.investincolombia.com.co/sectors/services/private-equity-funds.html


165 vistas

SILK BANCA DE INVERSIÓN Cra. 7 N. 77-07 of. 902

+57 (1) 703 1315

info@silkbancadeinversion.com

Política de Tratamiento de Datos

Bogotá - Colombia