Las estrategias internacionales de las empresas suelen tener diferentes objetivos y por tanto, diversas formas de expansión geográfica. Desde Silk Banca de Inversión percibimos que mientras unas empresas buscan nuevos mercados para conseguir clientes, otras ven el valor de la expansión expresada en ahorro de costos y mejoras de productividad.
 

En un estudio realizado por Mazars y Mergermarket[1], 41% de las empresas citaron adquisiciones de empresas (M&A) como su estrategia principal de crecimiento a mercados internacionales. A esta estrategia le siguió el crecimiento orgánico a través de incrementar exportaciones, realizar proyectos nuevos de inversión – “greenfield” y lograr asociaciones a través de joint ventures. Alrededor de una quinta parte de las empresas no tienen planes de expansión internacional en el corto plazo debido a que aún se están consolidando en su mercado local.

 

La ruta del M&A (Fusiones y Adquisiciones)

 

Las razones principales para realizar adquisiciones en mercados internacionales es el acceso a modelos de negocio probados y la capacidad de escalar operaciones y obtener participación del mercado rápidamente. Adicionalmente, el acceso al conocimiento local es importante ya que facilita el manejo de temas regulatorios apoyándose en los equipos directivos, su conocimiento y relaciones existentes. A diferencia de inversiones “greenfield”, las adquisiciones suelen tener menos presiones legales y regulatorias, por lo que requieren menores montos de inversión, además de permitir apalancar posiciones de mercado existentes para acelerar el crecimiento. Finalmente, dentro de las razones para realizar adquisiciones también están el acceso a nuevas tecnologías y la facilidad de financiamiento frente a un proyecto “greenfield”.

 

Sin embargo, los procesos de M&A también presentan retos importantes. Para las empresas compradoras, los principales retos en transacciones internacionales se presentan en la etapa de debida diligencia. La falta de calidad en la información financiera y operativa es de las dificultades más comunes en este tipo de procesos y se presenta un riesgo de transparencia importante para los compradores. Dentro de los temas más importantes para los compradores se han resaltado los estándares y mecanismos internos de control y las políticas éticas de las empresas para adquisición.

 

Finalmente, una vez concluidos los procesos de debida diligencia y la negociación de los términos de la adquisición, se presentan los retos de integración. Las adquisiciones requieren una gran cantidad de tiempo y recursos para lograr integrarse con éxito por lo que es fácil distraerse alineando los procesos internos en lugar de centrarse en las demandas de los clientes y las necesidades de tener innovación continua.

 

A pesar de los retos que presentan los procesos de M&A, estos siguen siendo una opción muy atractiva para empresarios e inversionistas al ejecutar sus estrategias de expansión internacional.

 

 

[1] Business Without Borders: International Growth at Mid-cap Companies. Mazars and Mergermarket

 

Este Blog es una publicación de

Silk 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Los retos de la Agroindustria: un problema de tierras

April 25, 2019

1/3
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo